Traduce:Translate into englishTraduire en francaisTraduzir para o PortuguesTradurre in italianoUbersetzen auf Deutsch翻译成中文
Comparte esta página:Comparte esta pagina en FaceBookComparte esta pagina en TwitterMeneame! esta paginaComparte esta pagina en DeliciousComparte esta pagina en Taringa

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en tu ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario...

El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.
Sin tu expreso consentimiento mediante la activación de las cookies en tu navegador, esta web no enlazará en las cookies los datos memorizados con tus datos personales...

¿Qué tipos de cookies puede utilizar esta web?
- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serían el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquellas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquellas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: Como por ejemplo Google Analytics. Esta web puede utilizar servicios de terceros que recopilarán información con fines estadísticos, de uso del sitio web por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este sitio web, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoces conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en tu navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en tu navegador puede no permitirte el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en tu ordenador.

Practico taichi desde hace 8 años. Desde el comienzo he experimentado muy buenas sensaciones, una mejoría de mi nivel de estrés y de mi estado físico en general. Además he encontrado en esta actividad una comunidad practicante formada por gente sana, en la que he hecho buenos amigos que me ayudan a olvidar o sobrellevar los problemas cotidianos.

Debido a que todo son ventajas, me he convertido en una entusiasta de este arte y me gusta divulgarlo por doquier. Confieso que, al principio me daba un poco de reparo ya que la reacción de la gente ante la palabra taichi, ya sabéis, siempre era lo mismo: “Ah… taichi…” , balanceando la cabeza de arriba abajo con cara de  estar pensando “otra pirada de las movidas orientales”.

En una ocasión un médico durante un reconocimiento me preguntó si practicaba alguna actividad física. Yo le contesté toda orgullosa: “Si taichi”. Entonces él me respondió: “Ya, no, yo me refería a una ACTIVIDAD FÍSICA”

En fin, todas estas situaciones hacen que uno pierda el interés por divulgar su entusiasmo por el taichi, sobre todo al principio, cuando no tienes argumentos suficientes como para apoyar tus declaraciones, para explicar tus sensaciones y tus vivencias.

Ahora, después de estos 8 años de práctica, siento que tengo que volver a la carga. Sobre todo después de haber constatado que también en el mundo de la ciencia y el de la medicina van obteniendo cada vez más pruebas de las ventajas de esta práctica en el cuerpo: sobre la osteoporosis, la fuerza muscular, la mejora del equilibrio previniendo caídas, beneficios cardiovasculares y psicológicos.

  Así que, compañeros practicantes de taichi, pirados de las movidas orientales, todos los que, igual que yo, seguro que alguna vez habéis sentido esa especie de cohibición al declarar vuestras aficiones, os animo a que hablemos del taichi , pongan la cara que pongan. Basta de vergüenzas,  reivindiquemos el taichi al  modo de Raphael, o sea, digan lo que digan.

No me gustaría tener que esperar a tener 120 años para demostrar que este arte es un gran ejercicio y una buena terapia para nuestras atribuladas mentes.

 Begoña Pérez Llano